FUNDACIÓN LILLY

Presentación

La Fundación Lilly nace con la vocación de contribuir al mejor desarrollo de la Sanidad Española al servicio de los ciudadanos.

Los que apostamos por esta fórmula de colaboración, lo hacemos desde la convicción de que la Sanidad es un servicio imprescindible en los planteamientos y esquemas de un Estado moderno y cuya realidad, garantizada por las Administraciones Públicas en cumplimiento del Mandato Constitucional, debe ser favorecida por todos, en beneficio de todos.

El entramado sanitario es complejo y en el mismo están presentes toda una serie de actores.

  • Los primeros los ciudadanos, que hacen posible la Sanidad como servicio a través de sus impuestos y deben colaborar a su sostenibilidad haciendo el mejor uso de los recursos sanitarios.
  • En segundo lugar las Instituciones Públicas, a las que corresponde garantizar los recursos, procurar su ordenamiento y coordinación y hacerlos llegar a los ciudadanos en las mejores condiciones y con criterios de eficiencia.
  • En tercer lugar los fabricantes y proveedores de los muy diversos servicios, que han de garantizar su existencia y accesibilidad en condiciones de máxima calidad y garantía sanitarias.

Entre estos últimos se encuentra el sector industrial farmacéutico, con importante desarrollo y arraigo en España y que, como el entorno general que le rodea, se halla inmerso en profundos cambios que le deberán permitir dar las respuestas que de él espera la sociedad.

La primera misión de la industria farmacéutica es la producción de fármacos que contribuyan a mantener o recuperara la salud de los ciudadanos, al nivel de los conocimientos actuales. Ello exige, por parte del sector, participar en la investigación y generación de conocimiento y transferir el mismo a la producción de tratamientos para las enfermedades. Dicho de otra forma, la industria debe estar en todo momento favoreciendo la innovación y mejora del arsenal terapéutico en beneficio de la sociedad.

Pero existen otras formas en que la industria puede colaborar a dicho beneficio social. Así, son diversas las facetas, aparte de la generación de riqueza y empleo, en las que dicha colaboración se puede hacer patente, como pueden ser el apoyo a la investigación biomédica, la diseminación del conocimiento, la creación de foros de opinión e intercambio de ideas, la formación y educación sanitarias, la prevención de las enfermedades, etc.

De este razonamiento, y con el convencimiento de poder contribuir a través de estas actividades al mejor desarrollo y avance de nuestra Sanidad, el Grupo Lilly en España ha promovido la creación de la Fundación Lilly.

Fines

La Fundación Lilly tiene como objeto canalizar y favorecer iniciativas de colaboración social y sanitaria en España. Son sus fines generales contribuir al desarrollo y mejora de la salud de los ciudadanos, llevando a cabo programas y actividades de investigación, formación, divulgación, prevención, consultoría, asistencia técnica y desarrollo de proyectos, en el ámbito de la Sanidad.

Pretendemos hacer realidad los postulados de nuestros fines generales fundacionales a través de actuaciones de reconocible alto valor añadido para el sistema sanitario.

Para garantizar que ello sea así, en el Patronato de la Fundación Lilly y en su Consejo Científico Asesor, se integran personas del más alto y cualificado nivel social y científico que colaborarán a la mejor definición de las citadas actuaciones y a su correcta priorización de acuerdo a los recursos disponibles.

Es vocación de la Fundación Lilly la búsqueda de sinergias con otras organizaciones similares, ya sea dentro del propio sector industrial farmacéutico, ya provenientes de otros sectores públicos o privados.

Instrumentos

Para la consecución de sus fines generales, la Fundación podrá:

  • Promover actividades de investigación biomédica, o relacionadas con ella, que contribuyan a mejorar el conocimiento, prevención y tratamiento de las enfermedades.
  • Promover y desarrollar actividades que contribuyan a la formación y difusión del conocimiento entre los diferentes actores sanitarios, a través de la realización de cursos, actos académicos, seminarios, publicaciones, etc.
  • Participar en la promoción, diseño y evaluación de proyectos sanitarios y científicos nacionales e internacionales.
  • Promover convocatorias y concursos para el desarrollo de las actividades consignadas en el fin general de la Fundación.
  • Realizar la suscripción, gestión y ejecución de contratos y convenios de colaboración y cooperación con entidades de cualquier clase o naturaleza, para el desarrollo de las actividades consignadas en los fines generales de la Fundación.

Todo ello dentro del marco que determinan sus propios Estatutos y la normativa legal vigente.